COMGI

El Colegio de Médicos de Gipuzkoa se suma al descontento general tras la publicación del Real Decreto Ley 29/2020 de 30 de septiembre

El Colegio de Médicos de Gipuzkoa (COMGI) se suma al descontento general de la profesión médica tras la publicación del Real Decreto Ley aprobado ayer por el Consejo de Ministros sobre las medidas urgentes para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

La Junta de Gobierno del Colegio quiere mostrar su preocupación por la situación laboral y personal de cientos de compañeros y compañeras, que tras meses de intenso trabajo y lucha contra la COVID-19, se sienten desmotivados, cansados y desamparados, además de decepcionados ante las medidas que se plantearon ayer. Asimismo, adelanta que apoyará las movilizaciones que se lleven a cabo en defensa de la profesión, de la calidad de la asistencia médica y en defensa de la seguridad de los pacientes.

Tal y como declaró el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, CGCOM, en su nota de prensa, resulta sorprendente que entre las medidas propuestas en dicho Real Decreto, no se hayan contemplado acciones para paliar la precariedad y temporalidad de miles de facultativos a través de procesos de regularización que mejoren la situación de los profesionales y reconozcan el esfuerzo de tantos médicos y médicas de nuestro país. Al tomar estas medidas, la Administración está considerando que se necesitan más médicos, por lo que, en opinión del COMGI, lo primero que debería hacer es consolidar la gran cantidad de médicos que tienen contratos temporales, para que dispongan de una plaza fija y contratos de larga duración que les otorgue seguridad en el trabajo.

Por otro lado, al igual que el CGCOM, el Colegio de Médicos de Gipuzkoa se muestra muy preocupado en lo que respecta a la modificación de una ley tan importante como la de Ordenación de Profesiones Sanitarias que pretende acelerar los trámites para abrir una vía de ejercicio a los médicos extracomunitarios mediante el reconocimiento de efectos profesionales, lo que supondrá facilitar el ejercicio a quienes no tengan el título de especialista. Ante esta situación, el CGCOM ha anunciado que se mostrará especialmente vigilante para garantizar que estos profesionales reúnen las condiciones idóneas y ha exigido un Comité de Control con el fin de garantizar la mejor asistencia y seguridad clínica de los pacientes.

Como ha expresado el CGCOM, estas medidas vuelven a poner de manifiesto la falta de contacto de las administraciones con los representantes de los profesionales del sector médico, que en todo momento han tendido la mano a buscar propuestas conjuntas que solucionen los problemas a los que deben hacer frente los facultativos.

Por último, el CGCOM considera intolerable e inadmisible que el texto legal permita a cada comunidad autónoma que el personal de enfermería que presta servicios en centros hospitalarios pase a prestar servicios en los centros de Atención Primaria de su área de influencia para realizar las funciones propias de la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria, de forma excepcional y transitoria, por insuficiencia de personal médico de Atención Primaria.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas el uso de cookies. Más info