COMGI

La Comisión Europea recomienda a España reforzar la capacidad del sistema de salud y subsanar deficiencias estructurales

22/05/2020

 

La Comisión Europea ha hecho pública, mediante un informe, su opinión valorativa sobre la gestión de la crisis sanitaria en España, así como una serie de recomendaciones para afrontar el momento actual como los retos del futuro próximo.

Según este informe, “el sistema de salud español ha estado ofreciendo buenos resultados de salud, a pesar del nivel relativamente bajo de inversiones”. Sin embargo, según la Comisión Europea, el estallido de la pandemia de COVID-19 ha ejercido una presión sin precedentes sobre el sistema y ha revelado su vulnerabilidad a las crisis.

Recomienda, como acción inmediata, “fortalecer las capacidades en términos de trabajadores de la salud, productos médicos críticos e infraestructura para salvar vidas y restaurar la salud durante la pandemia. Las personas con discapacidad y los ancianos en atención residencial han estado particularmente expuestos durante la crisis. Debe garantizarse su acceso continuo a la atención médica y social, incluidos los servicios de emergencia y cuidados intensivos”. Apunta asimismo que, más adelante, “los esfuerzos deberían concentrarse en mejorar la resiliencia del sistema de salud para que pueda reanudar su desempeño óptimo lo más rápido posible y enfrentar mejor los nuevos choques”.

Según ha destacado, “la pandemia ha revelado problemas estructurales existentes, algunos de los cuales se derivan de ciertas deficiencias en la inversión en infraestructuras físicas y deficiencias en el reclutamiento y las condiciones de trabajo de los trabajadores de la salud”. Remarca, además, que “existen disparidades regionales en términos de gasto, recursos físicos y personal”, y que “la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno no siempre es efectiva”.

Subraya el papel central de la Atención Primaria en el desarrollo de la salud, así como la importancia de asegurar “que la probable disminución de los recursos debido a la recesión económica no afecte la cobertura de atención médica de las personas y genere desigualdades en el acceso”.

Por todo ello recomienda que España tome medidas en 2020 y 2021 para fortalecer la capacidad de recuperación y la capacidad del sistema de salud, en lo que respecta a los trabajadores de la salud, los productos médicos críticos y la infraestructura.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas el uso de cookies. Más info