COMGI

El Colegio hizo entrega de las tres Medallas de Oro

El acto contó con la presencia de Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC) y de Javier Font, vicepresidente segundo.

El pasa viernes, 24 de noviembre, el Colegio de Médicos de Gipuzkoa hizo entrega de tres Medallas de Oro a tres personas con una larga y estrecha vinculación al Colegio: la doctora Coro Eceiza Tellería, quien ha sido tesorera del Colegio durante 24 años; Carlos Pellejero García, abogado del Colegio durante 34 años; y Elena Irazusta Adarraga, jefa de oficina del Colegio desde hace 44 años. 

Con el salón de actos a rebosar, los homenajeados disfrutaron de un evento lleno de sorpresas. Dieron comienzo al acto el presidente del Colegio de Médicos de Gipuzkoa, el doctor Manuel García Bengoechea, y el presidente de la Organización Médica Colegial OMC, Serafín Romero, quienes destacaron la labor y el compromiso de los tres homenajeados con el Colegio, los colegiados y la medicina en general.

Tras sus intervenciones, se proyectó un vídeo con testimonios de agradecimiento sobre cada homenajeado y tras ellos tres médicos tomaron la palabra para mostrar su cariño a cada uno de ellos: la doctora Marisa Martínez, anestesista y amiga de Coro Eceiza, le dedicó un emotivo discurso; el doctor Hans Linder hizo lo propio con su también amigo Carlos Pellejero y finalmente la doctora Carmen Olalla le dedicó su agradecimiento como médico por toda la labor realizada a Elena Irazusta.

Coro Eceiza Tellería

Coro Eceiza, médica anestesista, comenzó a llevar la tesorería del Colegio en el año 92.  “Apenas conocía entonces el Colegio, pero me lo propusieron y dije que sí. Soy de los pocos médicos a los que le gustan los números”. Desde entonces, ha llevado cuidadosamente las cuentas, aunque quiere subrayar que “yo no cambié nada: continué con la filosofía y rigor que ya existía”. En sus 24 años al frente de la tesorería le ha tocado no sólo el cambio de pesetas a euros, también el cambio de sede del Colegio al Paseo de Francia o la creación de la Fundación del Colegio.

Tras recibir la medalla, Coro Eceiza quiso recordar con cariño “a todas las compañeras y compañeros con los que he trabajado en las Juntas Colegiales, en las distintas comisiones, en la Fundación, en el Consejo de Colegios de Médicos del País vasco… y en especial a los que ya no están con nosotros. De todos he aprendido mucho”.  

Carlos Pellejero García

Carlos Pellejero García, miembro fundador de la Asociación Juristas de la Salud y abogado del Colegio durante 34 años, quiso recordar sus comienzos en el Colegio. “Fue hace más de 30 años, cuando siendo abogado del Departamento de Trabajo del Gobierno Vasco recalé en la Asesoría Jurídica  del Colegio de Médicos a petición de la Junta Directiva presidida por Don Ignacio Barriola, creando su  estructura,  funcionamiento y servicios a prestar” recordó.

La asesoría jurídica del Colegio se fue consolidando rápidamente y con ello se incrementaron sus servicios, por lo que Pellejero tuvo que pedir una excedencia y centrarse en esta institución. “Comenzamos a dar cobertura jurídica a las reclamaciones por actos médicos, asesoramiento particular a los médicos por su actividad profesional, defensa jurídica, contratación de pólizas colectivas de responsabilidad civil profesional y otros seguros colaborando con PSN y posteriormente con AMA”.

En su discurso, Pellejero quiso recalcar que “he sido un privilegiado por asesorar y defender jurídicamente a un gran número de médicos, he intervenido en más de 2.000 juicios, muchos de los cuales son hoy magníficos y prestigiosos profesionales de la medicina y lo que es aún más importante para mí, amigos incondicionales, como me lo han demostrado cuando he requerido sus servicios”. 

Elena Irazusta Adarraga

Elena Irazusta Adarraga es la jefa de oficina del Colegio y voz y alma del Colegio desde hace 44 años. Es el referente para muchos médicos, como explicó desde el atril del salón Carmen Olalla, médica colegiada que le dedicó las siguientes palabras:

"Elena, nos has dedicado tu tiempo y esfuerzo, también tu cariño. Nos has solucionado cualquier problema que te hayamos planteado, incluso si éste no ha sido laboral.  Siempre has estado ahí, rápida, atenta, resolutiva.

Has trabajado sin horarios, siempre pendiente de todo lo que acontecía, movida por una única motivación: dar respuesta (y rápidamente!) a nuestras necesidades.  Por tanto, en nombre de todos los colegiados, eskerrik asko Elena".

En su discurso, Elena admitió no ser merecedora de la medalla, pues, explicó “siempre he procurado que mi trabajo y mi dedicación sirvieran para mejorar el Colegio y atender a los colegiados y nunca he pensado que por ello se me debiera algo. Yo he realizado y aun realizo mi trabajo muy gustosamente y disfruto haciéndolo. Para mí el Colegio es mi hogar”.

Tras estas palabras, quiso acordarse del Doctor Justo Arruti, presidente del Colegio cuando ella entró a trabajar en el Colegio; del doctor D. Ignacio Barriola, “un hombre brillante, trabajador e innovador que cambió el Colegio” y del doctor Enrique Telleria, “que con su trabajo y tesón se ganó a todos los que estuvimos a su lado durante los 9 años que presidió este Colegio”.

Finalmente, tuvo palabras para la actual junta de gobierno y su presidente, Manuel García Bengoechea, a quien agradeció de corazón el haberle concedido este importante galardón.  

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas el uso de cookies. Más info