COMGI

Declaración de la Junta de Gobierno sobre la situación de Atención Primaria

Nos estamos jugamos mucho

La Atención Primaria es un pilar fundamental de nuestro Sistema de Salud, si no el más importante. Es la puerta de entrada de los pacientes al circuito que les tratará de sus dolencias y enfermedades y es el lugar donde han encontrado durante años a su médico o médica de referencia, a su figura de confianza.    

Sin embargo, desde hace años, tenemos una Atención Primaria exprimida, ahogada. La falta de tiempo para escuchar, explorar y diagnosticar a los pacientes; la ausencia de personal sustituto en periodos de vacaciones; la excesiva burocracia inasumible e incompatible con la jornada laboral actual de un profesional médico o la inestabilidad de los contratos y la precariedad de las condiciones laborales actuales son sólo algunos de los problemas a los que día a día se enfrentan más de 800 médicos/as que trabajan en los centros de salud de Gipuzkoa.

Desde el Colegio de Médicos de Gipuzkoa queremos mostrar una vez más nuestra preocupación por la situación que se vive en la Atención Primaria no sólo de Gipuzkoa, sino de toda Euskadi y de muchas Comunidades Autónomas del Estado, donde en las últimas semanas se han realizado movilizaciones y huelgas por parte de sindicatos y plataformas de médicos.

Por todo ello, creemos que ha llegado la hora de tomar medidas a corto, medio y largo plazo, medidas que pongan freno cuanto antes a seguir  debilitando nuestra Atención Primaria y por consecuencia todo nuestro Sistema de Salud, al que tanto tiempo y esfuerzo hemos dedicado. No podemos obviar, además, que el uso de la AP aumenta cada año, con una población envejecida, con cada vez más pacientes crónicos o que debemos atender en domicilios, con un incremento de la demanda de cuidados paliativos…

Nos jugamos mucho y hasta ahora se ha perdido demasiado. Se ha perdido autonomía y poder de decisión, un clima laboral adecuado para llevar a cabo nuestra labor diaria, oportunidades para realizar actividades de docencia o investigación… Gracias al trabajo y compromiso de los profesionales aún no hemos perdido la confianza de nuestros pacientes y el prestigio de nuestra profesión, pero, sin duda, ambas cosas también están en juego dadas las condiciones en las que se está trabajando actualmente.   

Pero por encima de todo, lo que está en juego es la salud de nuestros pacientes: sin tiempo necesario para explorarles, escucharles y tratarles no podemos garantizar una atención de calidad, lo que pone en riesgo su seguridad. Además, si no existe estabilidad en los contratos, está en juego la propia figura del Médico de Familia, con el que se establece un clima de confianza y conocimiento que nos ayuda en el diagnóstico de muchas patologías y en el correcto seguimiento de su salud.

No podemos permitirnos seguir perdiendo. Busquemos soluciones y pongámosla en marcha cuanto antes.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas el uso de cookies. Más info